Mis matronas

No fue hasta el parto de mi segunda hija que me di cuenta del trabajo real que hacen las matronas. Fui una afortunada, porque di con unas profesionales excepcionales (o eso me parecieron) pero sin duda la clave fue el sostén emocional que me proporcionaron durante todo el trabajo de parto.

Beatriz Díaz
Beatriz Díaz | Creadora
06/05/2024 | Actualizado: 06/05/2024 06/05/2024
0 | 0 0 valoraciones
37
Mis matronas
Compartir:

Leo con agrado que hace un mes en La Rioja se presentó una proposición no de ley para mejorar las condiciones económicas de las matronas, y reconocer su profesión por su labor integral en la atención a la mujer, aunque detalla que la media nacional es de 6,1 matronas por cada 100.000 mujeres, cifra inferior, como no, a la de otros países europeos. Leyendo esto entiendo por qué en el sistema público de salud, la visita a la matrona es algo excepcional cuando has de hacerte la revisión ginecológica para que te practique una citología y que en el embarazo y posparto las visitas sean, a mi juicio, muy escasas.

Recuerdo los nombres de varias matronas a las que apenas he visto pero que forman parte de experiencias vitales relacionadas con mi segundo parto: 

  • Antonio, el matrón que me acariciaba la mano y me daba ánimos con mucho cariño mientras que sus compañeras me ponían el balón de cook para inducir el parto.
  • Silvia, que asistió el parto de mi segunda hija y sacó a mi bebé, a la que agradezco su aplomo y su humildad para llamar a la ginecóloga por si algo no estaba yendo bien.
  • Patricia, la matrona de mi centro de salud, que me ponía en el centro de los cuidados durante el posparto, ya que había olvidado mis necesidades por cubrir las de mi bebé.

Estos son algunos nombres, pero hay muchas caras. Han pasado más de cuatro años y todavía sería capaz de reconocerlas por la calle. A todas ellas, GRACIAS de corazón.

El pasado 6 de diciembre de 2023, las matronas recibieron una gran noticia: el reconocimiento mundial por parte de la UNESCO de la inclusión de la partería: conocimientos, habilidades y prácticas, en la Lista Representativa de la UNESCO del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esta organización internacional detalla: “Las matronas salvan vidas, mejoran los resultados y aumentan la satisfacción de las mujeres con sus cuidados. Proporcionan el 87% de la atención esencial a mujeres y recién nacidos y evitan más del 50% de los problemas de muertes maternas, mortinatos y muertes neonatales. En todo el mundo la partería se ha practicado durante siglos y tiene características que han evolucionado de manera diferente según las características culturales y sociales locales o regionales, tradiciones y conocimientos. Sin embargo, la filosofía de la atención de partería se basa en los principios éticos de justicia, equidad y respeto a la dignidad humana y reconoce que el embarazo y la maternidad son procesos fisiológicos generalmente normales y experiencias de vida profundas que conllevan importantes cambios culturales, significativos para las mujeres, las familias y las comunidades”

Ayer, además del día de la madre fue el Día internacional de la Matrona, y por eso vuelvo a reconocer su maravillosa labor y a desear que haya más matronas que cuiden y velen por la salud sexual de las mujeres.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad